Foto de Patrón creado por fabrikasimf - www.freepik.es

Madera y bienestar

¿Puede la construcción de madera tener un efecto relajante y reducir los niveles de estrés?

Cada vez somos más conscientes de la importancia de disponer de espacios confortables para el desarrollo de nuestra vida diaria. Un ambiente relajado nos permite reducir los niveles de estrés, ser más productivos y obtener beneficios para nuestra salud física y mental.

La creación de un entorno agradable depende de diversos factores como la iluminación, el espacio, la ventilación, el confort térmico y acústico, por lo que la elección de los materiales para nuestra vivienda es clave para nuestro bienestar. 

Según estudios realizados en Noruega, Japón Canadá y Austria, la madera puede generar un efecto positivo sobre el estado emocional de las personas. Los entornos con estructuras o revestimientos de madera favorecen una caída de la presión arterial y el pulso, además, tiene un efecto calmante.

«La madera tiene efectos psicológicos en las personas y un efecto reductor del estrés similar al de la naturaleza»

Dice Marjut Wallenius, docente y doctora en psicología de la universidad de Tampere, Finlandia. El uso de la madera promueve la salud y el bienestar de la mente y el cuerpo.

Las construcciones de madera están diseñadas para maximizar el rendimiento térmico y minimizar las fugas de aire de manera natural sin la necesidad de tecnologías adicionales.

 

El uso de la madera gracias a su origen natural genera que los espacios se sientan más cálidos y acogedores, a diferencia de la mayoría de materiales utilizados en la construcción. Tocar una superficie de madera proporciona a las personas una sensación de seguridad y de estar cerca de la naturaleza.

La madera es así un material con poder para mejorar nuestra salud, reducir nuestro estrés y crear espacios agradables y cómodos en nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESEspañol