Nuevo Código Estructural: dimensionamiento, durabilidad, compromiso medioambiental y distintivo de sostenibilidad (índice ICES)

El 29 de junio de 2021 se aprobó el Real Decreto 470/2021 por el que se aprueba el Código Estructural, el cual regula las estructuras de hormigón, acero y mixtas de hormigón-acero, tanto en edificación como de obra civil y que sustituye a la anterior Instrucción de hormigón Estructural EHE-08 y a la instrucción de Acero Estructural EAE

Fechas de entrada en vigor

El Código Estructural entró en vigor el pasado 10 de noviembre de 2021, con excepción para proyectos de edificación de obra privada o pública encargados antes del 10 de noviembre de 2021 y cuyas obras empiecen antes del 10 de noviembre de 2022 y para proyectos de ingeniería civil de obra privada o pública encargados antes del 10 de noviembre de 2021 y cuyas obras empiecen antes del 10 de noviembre de 2024.

Aspectos generales

El Código Estructural se compone de los siguientes documentos:

Novedades en el dimensionamiento de hormigón

Los principales cambios con respecto a la EHE-08 se dan en el dimensionamiento a cortante y las cuantías mínimas necesarias. El Código Estructural se aproxima a los criterios de diseño del Eurocódigo 2 y se mantiene la filosofía de cálculo de los Estados Límites Últimos y de Servicio.

Se produce un cambio en la formulación a cortante. La EHE-08 utiliza un método empírico para el dimensionamiento basado en el modelo en celosía biela-tirante en el que se incluye la contribución del hormigón Vcu, por otra parte, el Código Estructural utiliza un método plástico que no tiene en cuenta la contribución del hormigón Vcu para el dimensionamiento de armado a cortante en el alma de la pieza.

También se producen cambios en la comprobación a punzonamiento utilizando un coeficiente de excentricidad (Beta) real o valores aproximados. Se limita la resistencia máxima con armadura de punzonamiento.

Una modificación importante es la modificación de las cuantías mínimas en las que las estructuras pequeñas con carácter general tendrán una mayor cuantía de armado, las vigas tendrán entre una cuantía entre un 10 y un 15% superior a la actual y las losas y forjados reticulares tendrán una menor cuantía de armadura.

Novedades en la ejecución

Se busca mejorar la trazabilidad de los productos a través de dos niveles:

  • Nivel A (más exigente): permite relacionar cada partida o remesa con el elemento construido.
  • Nivel B: permite relacionar cada partida o remesa con el lote de ejecución.

Uno de los aspectos que más se resalta en esta nueva normativa es poner en valor la gestión medioambiental y el compromiso serio con la reducción de la huella de carbono por lo que se establecen los siguientes niveles de gestión de menos a más exigente:

  • Nivel de operatividad medioambiental, cumplimiento de la legislación medioambiental vigente.
  • Nivel de sensibilización medioambiental, requisitos ambientales específicos recogidos en el proyecto.
  • Nivel de certificación medioambiental UNE-EN ISO 14001

Se pone en valor la importancia de las cimbras y apuntalamientos estableciendo un nuevo marco normativo exigiendo la redacción de una memoria descriptiva de la cimbra y un plan de descimbrado específico para la obra.

En cuanto a los encofrados se incide en su correcta unión a la cimbra y características necesarias de las superficies de encofrado que están en contacto directo con el hormigón.

En longitud de anclajes se separan dos metodologías para el cálculo de las longitudes de anclaje y solape:

  • Ensayo de la viga: art. 49.5
  • Geometría de corrugas o grafilas: anejo 19 (apartados 8.4 a 8.9)

Durabilidad y clases de exposición

Una de las novedades fundamentales en esta nueva normativa es el cambio en la denominación de las clases de exposición y el peso que toma la durabilidad de las estructuras por encima de la resistencia.

Cuando la resistencia especificada en la tipificación del hormigón sea inferior a la resistencia mínima esperada (tabla 43.2.1.b) asociada a la clase de exposición considerada, prevalecerá esta última en la prescripción del hormigón por ser los condicionantes de durabilidad más restrictivos que los de resistencia.

El artículo 11 del Código Estructural define la durabilidad de una estructura como su capacidad para soportar, durante la vida útil para la que ha sido proyectada.

Las nuevas clases de exposición son las siguientes:

Sostenibilidad: índice de contribución de la estructura a la sostenibilidad (ICES)

Uno de los pilares fundamentales que quiere seguir este nuevo Código Estructural es la búsqueda de la sostenibilidad en los proyectos, lo cual se valorará a través de distintos indicadores que afectan a todos los agentes involucrados en una obra, tanto sus productos como organizaciones.

El indicador que medirá la contribución de la estructura a la sostenibilidad de un proyecto es el ICES el cual es de carácter voluntario, pero su aplicación permitirá ser más competitivos y avanzar en la línea de trabajo que se seguirá de aquí en adelante.

Toda estructura podrá ser valorada con el índice ICES con la siguiente puntuación:

Por lo que el método de trabajo debe ser elegir el criterio de sostenibilidad y diseñar la estructura siguiendo ese criterio, evaluando si al final se ha obtenido esa calificación.

La norma puntuará aspectos económicos, medioambientales, sociales y prestacionales y cuanto mejor se cumplan esos requisitos, mayor será la puntuación del ICES.

Para que puedas conocer en detalle los nuevos requisitos del Código Estructural te invitamos a ver su documentación completa en la web del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agencia Urbana y ponerte en contacto con nosotros para consultar cualquier duda que tengas.

En Homeway trabajamos para estar al día en los requisitos técnicos de nuestras viviendas y aplicar las mejores soluciones de sostenibilidad y cuidado del medio ambiente en cada uno de nuestros proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESEspañol